Shot de Lore #5 — Los Keen Folk

0
48
views

Hace mucho tiempo que no hacía shots de lore, aquí les traigo uno nuevo. Esta vez me dedicaré a hablar de los Keen Folk, una pequeña raza de seres humanoides que viven dedicados a la construcción de artilugios mecánicos y tecnológicos que compensan su baja estatura y poca fuerza. ¿La descripción les suena? Pues sí, se parecen en cierta forma a gnomos, enanos y goblins. Dentro del universo que crea Valve, sin embargo, tienen ciertas características únicas que me encargaré de mencionar en esta entrada

  • Para empezar, dejamos en claro lo antes mencionado: son el equivalente del universo de Dota a los gnomos y los enanos (y también a los goblins). Estas tres razas que compartían su afinidad por los artilugios y sortilegios mecánicos y su baja estatura se ven representadas por los Keen Folk. Esto se confirma viendo a qué raza pertenecían los héroes Keen Folk en DotA 1: Alchemist, Tinker, Clockwerk, Timbersaw y Techies eran todos goblins; Sniper y Gyrocopter eran enanos. El tema que los une a todos es, en definitiva, la idea de suplir su falta de talla y fuerza con implementos tecnológicos.
  • Físicamente son (somo ya se ha dicho) de estatura muy baja. A pesar de esto, son más o menos fornidos y tienen una gran afinidad hacia las barbas. Aunque esto suene absurdo, son capaces de generar un frondoso y bien cuidado mostacho en tres días e incluso esto es considerado demasiado tiempo.
  • Aunque no se conoce mucho del estilo de vida de los Keen Folk, se hace evidente que valoran la tecnología. También rechazan cualquier forma de magia: prefieren usar en su reemplazo la democrática Ciencia que puede ser aprendida por cualquier persona con un cerebro y un par de manos en lugar de por solo unos pocos elegidos.
  • Parece que existe una clase de sub-especie dentro de los Keen Folk, denominada Small Keen. A esta pertenecen los Keen Folk de rasgos más afilados, tamaño incluso menor y piel de color más chillón. Se considera que son Small Keen Timbersaw, Techies y Alchemist.
  • Los Keen Folk parecen ser una raza guerrera o, al menos, interesada por la guerra. Se desconoce si esto significa que como raza suelen enfrentar enemigos o si son contratados como mercenarios por sus conocimientos tecnológicos.
  • Al menos tres de los Keen Folk tienen una meta fija y por la cual se sienten obsesionados: Sniper busca repetir un disparo perfecto, Timbersaw busca destruir todos los árboles y Gyrocopter busca mejorar su máquina voladora. Esto bien podría ser una característica común a todos los Keen Folk.
  • La personalidad de los Keen Folk es, en general, muy tirada a los extremos. Siempre están o muy contentos o muy enojados o muy emocionados o muy asustados. Esto podría llevar a pensar que, bueno, no están del todo cuerdos.
  • Por alguna razón, los Oglodi parecen odiar a los Keen Folk. Esto podría provenir de diferencias fundamentales en su cosmovisión o forma de vivir o bien de alguna afrenta pasada. Se teoriza que los Keen Folk podrían ser los culpables de la ruina de la civilización Oglodi.
  • Como raza, no disfrutan de la naturaleza o del aire libre. Prefieren un ambiente más controlado por la tecnología. Véase Timbersaw.
  • Su “hábitat” podría encontrarse en las montañas, como apuntan algunos de ellos.

Los héroes Keen Folk

Aurel solía ser un ingeniero. Sin embargo, lleva ya bastantes años retirado. Justo cuando esperaba disfrutar del dinero de su retiro alejado del campo de batalla y en alguna isla paradisíaca rodeado de mujeres se encontró con unos planos que había encontrado hace años: unos ambiciosos planos que afirmaban contener las especificaciones de una máquina voladora, la primera máquina voladora en inventarse. Tras años de pruebas con el prototipo, finalmente logró alzar vuelo. La experiencia le gustó y ahora se considera el rey de las alturas. Modificó su máquina con una cantidad poco saludable de armamento para confirmar su posición como dueño del cielo frente a quien quiera destronarlo.

El Keen que tenemos en frente de nosotros ha estado implicado en (probablemente sea responsable de) el afamado incidente de la Violet Plateau. Estudiando junto a un grupo de Keen Folks cierto mecanismo para teletransportarse a otra dimensión desconocida mediante cierto portal, Tinker fue parte de la catástrofe: el mecanismo que investigaban falló y una explosión causó la muerte de todos los Tinkers, salvo Boush. Se dice que en la Violet Plateau todavía pueden oírse ruidos de pesadilla por lo que se liberó en esa explosión. Véase Half-Life.

Hijo y nieto de un relojero, Rattletrap se dedicaba apaciblemente a este negocio en el mismo reino en el cual vieron la luz Sniper y Tinker. Sin embargo, un día todo cambió para él. La guerra tocó la puerta de su aldea, rompiendo con la paz que en ella reinaba y llevándose la vida de su padre. Jurándose nunca más presentarse sin preparación frente a la batalla, aplicó todos sus conocimientos de relojería para convertirse en el arma de guerra más potente jamás vista. El armatoste que fabricó le cubre de cuerpo entero y le permite ser una mortífera herramienta para cualquier ejército. Es bastante patriótico y prefiere la compañía de Sniper y Tinker.

Originario de la montañosa región de Knollen, Kardel Sharpeye fue una vez fue un joven pero prometedor cazador de steepstalkers, siguiendo con la tradición local. Cuando le tocó, mediante un disparo certero, completar el ritual de iniciación de su sociedad, la desgracia cayó sobre él. Como era de esperarse de un francotirador talentoso como Kardel, la bestia cayó ante su arma. Sin embargo, cuando los ancianos de la aldea fueron a recoger el cadáver, notaron con horror que el disparo de Kardel cumplía una antigua leyenda: su bala destruyó el brillante tercer ojo del steepstalker para luego quedar atrapada en las mandíbulas de la bestia. Fue obligado por la aldea a cumplir la profecía: sería desterrado hasta volver a ejecutar un tiro igual de perfecto. Fue así que el Sniper perdió todo lo que tenía solo por culpa de su talento.

Razzil Darkbrew, el Alchemist, es lo que se consideraría un Small Keen, subespecie de los Keen Folk. Aficionado al oro (como todos, independientemente de la raza, creo yo), dedicó una buena parte de su vida a estudiar la química y la alquimia. Tras años de estudios, anunció a su comunidad que por fin era capaz de transmutar toda la masa de una montaña en oro puro. Sin embargo, su prueba falló y terminó volando por los cielos la montaña. Preso por ello, fue llevado a una celda en la cual conoció al ogro que ahora es su montura. Un ogro particularmente inteligente, por cierto, que aceptó el trato que Razzil le ofreció: sería su sirviente o empleado y, a cambio, recibiría cierto brebaje que le daría una gran fuerza física. Puestos así, Razzil se empezó a dedicar al negocio de la transmutación con un nuevo socio.

Tras varios meses de incansable labor encerrado en el sótano del taller de su tío, Rizzrack finalmente emergió junto a un nuevo amigo para enfrentar sus miedos. Tras contemplar la destrucción de su aldea por parte de los hombres-árbol que llegaron con la inundación, supo que debía prepararse antes de ser capaz de enfrentarlos. Temblando de miedo y de excitación, puso en marcha el equipo y se dedicó a cumplir metódicamente con la doble tarea de consumar su venganza y exterminar sus miedos. Cortando la narración épica, el hombre está chiflado. No te acerques a él si eres un hombre-árbol o un árbol. Yo soy simplemente un hombre y sé que cruzaría a la otra acera si me lo encontrase.

Estos tres cosos tienen toda la pinta de ser una especie de mezcla entre Keen Folk (o Small Keen) y Greevil. Básicamente como permitir que tu chica te deje por un mono. Su historia es, básicamente, “nos gustaba hacer explotar cosas y, como hicimos explotar nuestra aldea, nos fuimos a otros sitios a seguir detonando cosas.

1 COMENTARIO

  1. He leído muchos de tus posts, todos muy interesantes.
    Es una lástima que la comunidad peruana prefiera las fanpage de Facebook que lo único que hacen es subir memes poco creativos y sorteos de items para captar incautos.
    Sabes donde puedo encontrar más blogs sobre dota? En español desde luego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario:
Por favor introduce tu nombre aquí