¿A dónde vamos?

2
42
views

Cuando tocaba la campana y salía del colegio, Dota no era más que un lugar común con unos amigos y un tópico de conversación en foros. Inventar talleres y recuperaciones de clase para quedarse a jugar, esconder la camisa del colegio (salir de casa con un polo debajo) para evitar ser detectado. Luego llegar a casa, pasar horas discutiendo estrategias, historias, métodos. Eran épocas distintas. Hoy, cuando acababa la lectura y salía de la Universidad, comprendí que Dota se había convertido en algo más.

Mi noche empezó con la noticia de que Suma1L había sido considerado uno de los 30 adolescentes más influyentes por ni más ni menos que la revista Time. En la lista, que pueden visualizar aquí, Sumail Hassan se encuentra en el puesto 12 y aparece enfundado en los colores de Evil Geniuses. No es la primera vez que el joven pakistaní aparece en medios internacionales (o al menos en sus ediciones digitales): ya han hablado de él el periódico anglo-pakistaní The Express Tribune e incluso el portal de noticias de la empresa Bloomberg. Los record Guiness ya lo tienen registrado como el gamer más joven en ganar más de un millón de dólares en los eSports.

Todos ellos hablan del adolescente convertido en millonario y, a su manera, intentan explicar Dota 2 (como juego y como fenómeno cultural/económico) al lector promedio. Todos llegan a los mismos tópicos a los cuales nos hemos acostumbrado ya: los equipos, los personajes, el dinero invertido. Puesto así, resulta casi absurdo. ¿Se han parado a pensarlo? Un mapa personalizado de Warcraft III que con los años evolucionaría en popularidad y diseño hasta convertirse en un juego propio, desarrollado por Valve y con una de las escenas competitivas más saludables de todos los eSports.

Loda y Akke en SK, junto a ARS-ART, Bogdan y Hailo. 2008.

Ahí donde los organizadores fotografiaban con cámaras caseras a jugadores que asistían a eventos LAN en sandalias y bermudas ahora tenemos sesiones fotográficas profesionales en salones de lujo dedicados por días a acoger torneos en toda regla.

Loda y Akke en [A]lliance, junto a s4, AdmiralBulldog y Mynuts. 2015.
Loda y Akke en [A]lliance, junto a s4, AdmiralBulldog y Mynuts. 2015.

Cuando no tenía más que 13 años ya estaba fijándome en ese mundo. Y de ver a DTS ganar 2 000 dólares en el ASUS Spring 2009, varios años y sorpresas después pasé a cubrir cómo Team Liquid se llevaba 250 000 en el EPICENTER 2016. Y el millón de dólares de The International 2011, la Gamescom, los tres equipos de cast con 2 o 3 personas cada uno. Ahora hablábamos de 9 millones, Seattle, decenas de personas trabajando para brindar la mejor de las experiencias a los espectadores (incluso en español: s/o a Aza, Ndree y Choco). Todo ha cambiado tan rápido que ha sido imposible pararse y mirar alrededor.

En su momento, el anuncio de Dota 2 causó un revuelo increíble. En cuestión de semanas todo cambió y los foros en Internet comieron múltiples veces del reporte de Game Informer que nos mostraba a los primeros cuatro héroes. No solo tendríamos un nuevo juego de la mano de nada más ni nada menos que Valve: sería presentado al mundo en la Gamescom de Colonia, Alemania, con un torneo con más de un millón de dólares en premios. Deben haber visto Free to Play. Si no lo han visto, háganlo. Más allá de las historias personales, la narración del torneo es impecable y nos muestra a la perfección lo que pasaba por la cabeza de todo el mundo en esos instantes.

Uno de los momentos icónicos en la historia de la escena competitiva
Uno de los momentos icónicos en la historia de la escena competitiva

El KuroKy de Ks.Int y Nirvana.Int (luego NWO, luego GGnet) es ahora el KuroKy de Team Liquid. Na`Vi ya no es el powerhouse que consistentemente acababa sus partidas en 20 minutos. Vigoss nunca transicionó bien al Dota 2. El inenarrable PGG dejó de ser relevante y, aunque haya gente que se alegre de ello, yo no puedo olvidarle jugando borracho la MYM Prime of Nations con el equipo de República Checa solo porque no fue seleccionado en el roster ruso. Y los VOD’s. Cuando todavía no existía NoobFromUA y todos estábamos pegados del canal de diesmiling666. Cuando no existía DotaCommentaries y soñábamos con aparecer en WoDota. ¿La Drow denegándose con Dominator? ¿El Void evadiendo seis ataques seguidos? Eso, eso mismo.

En China, nombres como Deity o Tyloo han desaparecido por completo. El boom que en su momento causó la creación de iG fue increíble. Los dos mejores equipos del momento en China eran comprados por la organización y formaban iG.Y e iG.Z. Luego se fusionarían para formar una única escuadra de iG, de la cual ahora solo queda la organización. Y aunque por una época se hicieron comunes los torneos 1v1, ninguna de esas partidas ha conseguido superar el hype que obtuvo el showmatch de Shadow Fiend que disputaron YaphetS y YamateH en la WDC 2010. ¿Alguna vez les he contado del matchup Batrider – Shadow Fiend? Aquí lo tienen. YamateH sigue jugando, pero YaphetS ha desaparecido lentamente pese a sus múltiples intentos de volver a la escena. Shadow Fiend era un héroe icónico en DotA 1. Sus animaciones eran perfectas, la sensación que tenías al jugar con el héroe era inigualable. Dota 2 nunca pudo reeditar eso.

No, no ha podido.
No, no ha podido.

En Perú (y Latinoamérica) las cosas también evolucionaron. Desaparecieron nombres como Bz, LAB o Artyk; aunque todavía tenemos a los iwos y los mstcos. xesk1e a.k.a. Nova a.k.a. Moon desapareció de una manera más bien discreta y SmasH pasó de ganar los torneos de AnyDota a hacerle doble kill a los chicos de Na`Vi y convertirse (para mal o para bien) en el jugador insignia del Dota peruano. Aparecieron y murieron equipos como SplasH (s/o a SideraL y Legolas) o LaG.TT/ice (aún sigue Benjaz en activo pero quisiera saber qué pasó con ZeroKuNn). En la región cambiaron las cosas. Argentina y Brasil terminaron subordinados a Perú, con equipos como infamous o EWolves muy por encima de Vultur y paiN. Isurus ya no tiene roster de Dota 2. ddx- se movió al Overwatch. PAADA ya no juega. Nadie sabe ya de MagNa-HearT.

¿Qué es lo que sigue para el juego? Es difícil saberlo. Estamos frente a algo que amenaza con convertirse en un fenómeno cultural. Y, si bien el pozo de premios ha aumentado en apenas 3 millones entre el 2015 y el 2016 (comparado al salto de 8 millones que dio entre el 2014 y el 2013), sería ilógico pensar que estamos frente a un estancamiento en el crecimiento del juego. Cada vez más empresas apuestan por él e incluso Jeremy Lin tiene su propio equipo de Dota 2, en asociación con Vici Gaming: VG.J lleva la J en honor a su nombre. Los eSports tienen un futuro increíble ahora mismo. Tienen una cantidad de viewers ridículamente grande para el pequeño costo que representa invertir en ellos, y ello lleva a cada vez más personalidades de los deportes a fijarse en ellos. A nosotros a veces solo nos queda esperar. Y sonreír, porque sabemos que se vienen grandes cosas.

2 COMENTARIOS

  1. Se me piantó un lagrimón. Me acuerdo haber jugado en contra de -ddx en OmbúServer. Él había pickeado Invoker mid, lo que nos descoció el ojete fue increíble. También recuerdo haber jugado contra Magna, pero no me acuerdo como era su estilo de juego. Eran buenos tiempos, éramos tan chicos.
    Gracias por traerme tantos recuerdos Paulo. IMO, YaphetS vs YamateH es el PVP insignia del DotA, sea el uno o el dos. Todos deberían conocer esa historia y ver esa partida.

    • Me entró la nostalgia mientras escribía esto, en un inicio no tenía planeado nada de esto. Simplemente empecé a escribir y escribir. Hay un montón de cosas que han cambiado, pero creo que en el fondo la pasión sigue presente. Y eso es lo importante. ¡Un abrazo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario:
Por favor introduce tu nombre aquí