El caso Fenix – Delusions of Grandeur

2
209
views

Hace unos días que Fenix (ex-jugador profesional de Starcraft 2) lleva levantando (o intentando levantar) algo de revuelo en la comunidad gamer peruana. De pronto, sin ninguna razón aparente, empezó a hablar de cómo le sería fácil transicionar a Dota 2 y a preguntar a sus seguidores si es que sonaba como una buena idea. ¿Un jugador seguro de sus habilidades o un loco desquiciado? Aquí lo analizaremos

DISCLAIMER: Este post no va dirigido directamente a Fenix, pues no le creo tan estúpido como para creer realmente en todo lo que teclea. Va dirigido a la gente que de verdad piensa que lo que dice es lógico o si quiera remotamente plausible.

Primero que nada, repasemos las fuertes declaraciones del otrora astro de los eSports en Perú, Fenix:

(Dejemos de lado el hecho de que hace unos meses un equipo peruano de Dota viajó a China a competir por un pozo de más de un millón de dólares y quedó en el cuarto puesto)

Ignorante como soy de la realidad de la escena competitiva de Starcraft II, me dirigí al Edén de los ratones de biblioteca de eSports: Liquipedia. Quería estar seguro de los laureles de este señor para poder hablar de él con el mejor de los fundamentos y poder analizar de una manera imparcial sus posibilidades de volver a competir profesionalmente.

screenshot_476
Chuleta cortesía de Liquipedia

Evidentemente su gran logro (del cual todos hablan) es el primer lugar en la IEM V. Hay que recalcar, sin embargo, que hablamos del torneo americano. Y que Fenix perdió todos sus juegos en el World Championship, torneo al cual clasificó tras ganar el antes mencionado American Championship. Fuera de ello, los resultados de Fenix son más bien magros: Un tercer puesto en una DreamHack, un primer puesto como campeón Panamericano  de la WCG y dos segundos puestos en el mismo torneo (ambos obtenidos tras caer ante el chileno KiLLeR).

¿Tiene esto mérito? Sin duda alguna. En su momento Fenix fue considerado en la escena internacional como un jugador prometedor y con talento explotable, razón por la cual fue reclutado primero por la organización británica Fnatic y luego por el equipo coreano Incredible Miracle. Pero, ojo, de esto ya hacen 3 años, 3 años en los cuales Fenix se ha dedicado a poco más que farandulear y aprovecharse de su fama como primer peruano en triunfar en los eSports para opinar sobre diversos temas de coyuntura. O sea, se puso a huevear.

“Son juegos muy sencillos de aprender su mecánica” es de esas oraciones que me hacen pensar que debería darse clases particulares de Comunicación Escrita a nuestros deportistas para evitar que hagan el ridículo en público. Y es una afirmación un poco estúpida, además. Si bien creer que las habilidades mecánicas de Starcraft son aplicables a Dota 2 o son de alguna forma una garantía de éxito en cualquier MOBA es una toma de posición bastante arriesgada y poco fundamentada, resulta interesante discutir los posibles escenarios en este caso.

Primero: ¿un jugador de Dota 2 que juegue a StarCraft? Tenemos dos casos bastante claros: 13abyKnight e iceiceice. Ambos fueron jugadores profesionales de DotA y se trasladaron a Starcraft 2 aproximadamente en el año 2010 (que, podríamos decir, fue una era dorada para Starcraft). ¿Les fue bien? La verdad es que no. Mientras que 13abyKnight logró mantenerse durante años en el circuito europeo (aunque sin destacar), iceiceice estuvo recluido en la escena del sudeste asiático y no logró cosechar resultados decentes. Pronto, ice³ volvería a Dota 2 (a tiempo para obtener el tercer puesto en The International). 13abyKnight no lo haría hasta el 2015.

¿Es posible que Fenix triunfe donde Scarlett ha fracasado?

¿Se llegó a dar el caso inverso, más cercano al plan de Fenix? Pues sí: mi mente recuerda dos casos puntuales. Primero tenemos al coreano SeleCT, cuyos resultados y popularidad en la escena de StarCraft hablan por sí mismos. Su aventura en Dota 2 empezó a fines del 2012, cuando se unió a Wagamama en el equipo QPAD.Red Pandas. Si bien conformaban un roster carismático y entrañable, no lograron mayores resultados y solo lograron mantenerse como un equipo tier-2 de Europa. SeleCT volvería luego a StarCraft, donde sigue en activo. El segundo caso, mucho más caleta, es el de Scarlett. Una de las figuras más reconocidas dentro de la escena competitiva de Starcraft II intentó jugar Dota 2 competitivamente. Y, si bien mostraba un buen manejo mecánico, la verdad es que nunca logró ser lo suficientemente buena en el juego como para dedicarse competitivamente a él.

¿Es posible que Fenix triunfe donde Scarlett ha fracasado? Es posible. Remota y risiblemente posible, pero posible al fin y al cabo. Te lo puedo ejemplificar así: Messi intentando jugar básquetbol y fracasando estrepitosamente solo para que luego aparezca Reimond Manco y diga que, por ser futbolista profesional, puede fácilmente competir en la NBA.

Entonces, ¿es lógico pensar que Fenix coseche éxitos en Dota 2 debido a sus habilidades en StarCraft? Creo que es un poco ridículo. No, no, en realidad es muy estúpido. Claro que ayuda tener unas habilidades mecánicas superiores, pero de nada te vale saber controlar cuatro creeps y un héroe a la vez en un juego donde un héroe de tres botones puede despacharte en tres segundos. Dota 2 (sobre todo a nivel profesional) exige otro tipo de habilidades de parte de los jugadores, habilidades que no necesariamente puedes haber desarrollado en Starcraft.

Honestamente no sé si Fenix ha estado jugando todos esos torneos de su edad dorada con una mano o sin dormir por cinco días y recién ahora nos mostrará su verdadero potencial, pero dedicarte a jugar profesionalmente DOS juegos es tan ridículo que ni vale la pena rebatirlo. Claro que cualquier jugador profesional puede llegar a ser decente en un juego ajeno a su disciplina (véanse EnVy y RTZ en StarCraft), pero COMPETIR a la vez en dos juegos no lo ha conseguido nadie. Y así, de la nada, un peruano que hace cinco años ganó un solo torneo entre jugadores americanos, pretende lograrlo.

screenshot_477
No sé qué tan fácil sea jugar al nivel de los coreanos en SC2, pero si solo necesitas entrenar entre 2 y 4 horas…

“Solo es cuestión de probar si funciona bien el teamwork” parece una frase sacada de grupo de Facebook de reclutamiento de jugadores. “El MMR no importa, lo importante es el trabajo en equipo” es de esas mentiras piadosas que uno dice para sentirse mejor con sus carencias. Se le puede ver junto a sus familiares “Lo importante es la personalidad, no la apariencia” y “No importa si es chiquita, si la sabes usar”. Lo que este comentario tendría que ser es sátira. Genuinamente no creo que alguien tan famoso tenga tan pocas luces como para creer esto.

Solo para cerrar: ¿Es realmente Fenix un prodigio del StarCraft y capaz de volver a competir a un alto nivel si se le antoja? Yo no lo sé, pero el único pro-player peruano con el que sí me tomaría unas chelas nos da su opinión (abrir la publicación, porque la imagen no dice mucho):

La verdad es que los juegos competitivos siempre están evolucionando. La gente que compite ahora en Dota 2 es mil veces mejor que la que compitió el 2011. Las nuevas estrategias que se inventaron, los patrones que se crearon, las rutinas que se optimizaron; todo eso ha dejado en el olvido a decenas de jugadores que en su momento fueron leyendas (s/o a Vigoss, YaphetS y hyhy). No creo que haya razón para creer que en algún juego competitivo esto no ocurra. Salvo HoN, claro, pero es porque todos sus pro-players ya se han ido del juego. Fenix, como dije al comienzo, ni siquiera estaba realmente consagrado en la escena internacional del 2011. ¿Cómo le iría ahora, en el 2017?

Bonus Track: ¿Por qué escribo toda esta mierda?

El problema con todo este pantalleo ridículo es que mucha gente de verdad piensa que hay algo de verdad en todo este speech de que Dota es un juego fácil y que ser bueno en StarCraft te hace bueno en cualquier juego remotamente parecido. Como decía arriba, no hay razones para creer que las habilidades que te brinda ser un jugador profesional de Starcraft sean preponderantes en tu carrera como jugador de Dota. El ejemplo de Messi jugando baloncesto puede ser exagerado, pero creo que sirve para explicar la situación. Si uno se fija en ppd, por ejemplo, podrá descubrir que no es el jugador más dotado en cuanto a habilidades mecánicas y que tiende a jugar héroes sencillos de manejar. ¿Esto los hace peores jugadores que, por ejemplo, un spammer de Meepo de 8K de MMR? Claro que manejar cinco cosos tiene mérito, pero no te permite ganar las partidas en la forma en que el genio de Peter Dager sí que te permite (o permitía, cuando estaba en EG). Si uno ve Dota 2 como un juego donde se maneja un héroe y lo compara con StarCraft, donde se manejan decenas de unidades, es obvio que va a sonar más fácil de dominar. Sin embargo, tener esta visión del juego demuestra el pobre entendimiento que tienes de él.

Otra razón por la que me propuse escribir esta diatriba fue que todo este circo (sigo rehusándome a creer que Fenix cree en una sola de las palabras que ha escrito) es una falta de respeto terrible al esfuerzo de cientos de jugadores profesionales de Dota 2 alrededor del mundo. Gente que entrena entre ocho a diez horas, gente que deja de lado sus relaciones interpersonales y congela su futuro laboral porque lucha por sus sueños. Claro que Internet nos desensibiliza y deshumaniza a todos, pero es bueno recordar que hay gente ahí afuera luchando por lograr lo que de verdad desea.

2 COMENTARIOS

  1. Pasa en todo: siempre hay un hablador que aliena a pelotudos. En Argentina, en el rubro mío (Game Developer) tenemos como “representante” a alguien que se apellida Durgan. Escribió tres libros de Game Design, pero no hizo un puto juego en su vida, es periodista.

    Ando lurkeando el blog de nuevo, pero no voy a volver a DotA (al menos al 2, por ahi doy vueltas por RGC). Estoy orgulloso de tu progreso y tu dedicación. Un abrazo gigante Paw.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario:
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.