¿Qué ha cambiado entre los jugadores de Dota?

1
190
views

Un nuevo motor gráfico, parches, nuevos héroes, nuevos ítems, nuevas mecánicas, la perspectiva respecto a Dota 2 es muy diferente a la que se tenía en DotA 1. Sin embargo, considero que no solo el juego ha cambiado: también los jugadores somos distintos ahora. No solo hemos envejecido algunos, sino que han entrado al juego otros y se han retirado algunos. En esta entrada intentaré comparar la calidad de personas que encontraba en ese momento y la que encuentro ahora en mis partidas.

5Todos comparten una cultura colectiva

Probablemente por el advenimiento de internet y redes sociales, ahora mismo la mayoría de personas en Dota 2 (como en otras comunidades) comparte una cultura común que les permite expresarse en términos de memes, bromas, referencias y demás. En las épocas de DotA 1, solo unos cuantos estaban al tanto de tal cultura (que solo existía en forma de prototipo) y el resto de personas simplemente jugaba porque era un juego. Si se me permite afirmar tamaña barbaridad, jugar Dota va camino a convertirse en una subcultura si es que no lo es ya.

4Hay menos tolerancia a los builds poco ortodoxos

Esto es algo que he notado bastante en varias partidas de distinto nivel (pensaba que era solo cosa de mis 4K, pero ahora veo que no). Desde siempre ha sido normal criticar a los aliados, es algo que no podemos ocultar, pero siento que antes existía mayor respeto por las decisiones ajenas que ahora. Quizás por cuán conectados están ahora los jugadores, están menos dispuestos a dejar pasar decisiones que se desvíen de la norma, builds extraños o distintos a lo normal.

3Todos conocen la Escena Competitiva

Esto es algo que considero positivo. Antes solo unos pocos se interesaban por conocer a las personas que llevaban el juego al siguiente nivel. Ahora todos conocen al menos a Dendi, Na´Vi, Arteezy, Evil Geniuses y unos cuantos más. Siento que Valve ha hecho un buen trabajo al marketear The International a los jugadores y al implicar a los jugadores en la forma de cromos de Battle Pass/Compendium. Así, el que menos podrá comprarse un Compendium (al menos por los items) y aprender un poco de la escena competitiva actual.

2Cada vez más mujeres se interesan por el juego

Algunas personas pueden estar en desacuerdo con este fenómeno, pero en lo personal considero que es positivo. Abrir la comunidad hasta permitir que sea disfrutable por cualquiera sin distinción de género no solo aumenta la calidad de nuestras interacciones, sino que visibiliza y humaniza a nuestro grupo humano. En ese sentido, que la actividad sea aprobada tanto por hombres como por mujeres (y por gente de distintas edades) solo hace que su aprobación como pasatiempo aumente.

Algo importante que destacar es que las mujeres parecen disfrutar el juego de una manera distinta a los hombres: mientras un hombre se preocupa únicamente por jugar, las mujeres suelen interesarse por el aspecto social del juego. Conocer personas, hacer amigos, jugar con otras personas, etcétera, etcétera. Y antes que me digan que esto es una forma de attentionwhorismo: no. No hay una manera correcta de disfrutar la experiencia de un videojuego y cada uno es libre de hacer con Dota 2 lo que desea. Excepto cobrar 40 dólares por agregarte a Steam, eso es denigrante.

1Las microsociedades en torno a los LANcenters han desaparecido

Quizás el cambio más drástico y que más me duele de todos los que he enumerado aquí. Hubo una época en la que un LANcenter era un espacio místico. Un hogar comunal, un lugar de reunión. No era solo el sitio donde ibas, alquilabas una hora y jugabas: era un lugar de socialización, donde conocías gente nueva y abrías tu mundo. Era análogo a, digamos, la loza deportiva del barrio o al billar de la cuadra. Muchos factores facilitaban esto: era mucho más cómodo jugar en LAN que online (por el tema ping), no había un solo MMR que haga más importante jugar solo que con amigos (sin ello, era siempre preferible jugar con alguien que con 4 desconocidos), en general era más difícil acceder a partidas online (necesitabas de Garena o conectarte a un servidor pirata tipo Ombuserver/Tarreo), casi nadie tenía la posibilidad de jugar en casa y se veía obligado a trasladarse al LANcenter para jugar.

Sin embargo, las cosas ahora son distintas: al LANcenter solo van los que no pueden jugar en casa por equis razones y, por lo general, juegan solos. Los únicos que mantienen la comunidad son personas mayores, de más de 25 años, por lo general amigos de quien atiende y que han crecido ahí. Es una lástima que este punto de reunión y de tanta importancia social se haya perdido, pero qué se le hace.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario:
Por favor introduce tu nombre aquí