Esa es la gran pregunta

0
375
views

Hoy por hoy es innegable que la situación para Sudamérica pinta mucho mejor que hace, digamos, 4 años. Tenemos nuestras propias clasificatorias, nuestros representantes han logrado no quedar en último lugar en algunos torneos y nos han regalado ciertas alegrías. Sin embargo, la única manera de tener cosas buenas es la crítica (constructiva) constante. Hace unos días, la organización peruana Luccini Gaming puso bajo la lupa un tema interesante: el de la ventaja que obtienen ciertos equipos de la región debido al servidor en que se juegan las clasificatorias.

Desde que, para la Kiev Major, Valve disponga la presencia de clasificatorias sudamericanas nos hemos sentido como comunidad agradecidos al punto de pensar que no merecemos tal consideración. “Pero si van a ir para quedar últimos” es un fantasma siempre presente entre los sectores menos considerados de la comunidad y al cual se enfrentan los equipos que logran ganar clasificatorias en esta región. Pareciera que Valve nos está haciendo un favor y es así hasta cierto punto, pero ello no debería nublar nuestro juicio.

En Sudamérica hay, actualmente, tres servidores: Chile, Perú y Brasil (que, por ser el primero en la región, lleva su nombre). La región es problemática en temas de conectividad por un tema de geografía: no es fácil tener cables que atraviesen el continente cuando hay no solo una cadena de montañas separando la costa oeste del resto de la región, sino también una enorme selva que, en varios puntos, es virgen. La solución, entonces, pasa por cables submarinos. Así, una conexión entre, digamos, Lima y Sao Paulo no sería directa: en lugar de pasar de Perú a Brasil directamente, bordearía Ecuador, Colombia, Venezuela y las tres Guyanas (Surinam es la neerlandesa, por si en el colegio solo decían “los países chiquitos que no juegan en la eliminatoria” (?)) antes de llegar al litoral brasileño. Esto explica por qué, dependiendo del operador que se use, es muy probable que un peruano tenga menor ping en el servidor US East que en el sudamericano.

Mapa del cableado submarino de Internet para LatAm

Pero, pawpaw, las clasificatorias son SUDAMERICANAS y el server en el que se juega es el server SUDAMERICANO. Entonces no hay ningún problema, ¿cierto? Sí y no. Si bien es cierto que existe un servidor llamado Sudamérica, esto no implica que ese vaya a ser el servidor más justo para una competencia que representa a la región. Además, los nombres que Valve da a sus servidores son más bien arbitrarios: el servidor ruso, por ejemplo, se encuentra en Suecia. El servidor de Europa Oriental se encuentra en Viena, más bien al centro de Europa, mientras que el de Europa Occidental no se encuentra ni en Francia ni en España: está localizado en Luxemburgo.

Hagamos un poco de memoria. Cuando Brasil y Perú todavía competían en clasificatorias norteamericanas, el tema del ping estaba sin duda en boga. Las partidas solían jugarse en servidores intercalados: NA-Brasil para los Bo2’s y NA-Brasil-NA para los Bo3’s. Recordemos que ppd causó escándalo en su momento por forzar a los brasileños a jugar las tres partidas en el servidor norteamericano (y yo escribí al respecto). Incluso hasta hace no mucho, muchos jugadores se condolían con los jugadores brasileños por tener que jugar en constante desventaja. Para prueba, este tweet de Aui que encontré en mis archivos:

Ahora, es evidente, nadie va a compadecerse de un equipo brasileño por el tema ping. tanto SG e-Sports como paiN Gaming pueden darse por bien servidos en ese sentido: ahora pueden jugar en las mejores condiciones posibles. Pero, ¿y el resto de Sudamérica? ¿Por qué, hasta ahora, nadie ha puesto este tema sobre la mesa? Dejémoslo claro: la presencia de clasificatorias sudamericanas corrigió el problema del ping únicamente para Brasil. Es cierto que Perú ha disfrutado del slot asegurado gracias a un gran trabajo de Infamous, pero siguen estando en la misma situación que antes (o incluso ligeramente peor) en lo que a ping se refiere.

La presencia de clasificatorias sudamericanas corrigió el problema del ping únicamente para Brasil

Históricamente, los organizadores de torneos en eSports han sido razonables en este sentido y buscado un acuerdo con los jugadores antes de imponer un servidor. Sin embargo, necesitan indefectiblemente un estándar y, por desgracia, ese estándar es el servidor de Brasil. Por otro lado, es evidente que existen convenciones no escritas en este sentido y es necesario conocerlas. Por ello conversé con diversos contactos en organizaciones de gaming peruanas y me hice una idea de cómo funcionaban las cosas. Todos estuvieron de acuerdo en que Brasil era un default para los servidores, pero también señalaron que casi siempre era posible llegar a un acuerdo entre admin y mánagers, por lo menos para partidas Bo2. El problema es que dicho acuerdo es imposible en partidas Bo3: siempre existirá un equipo con la ventaja de servidor en al menos una partida.

Los organizadores necesitan indefectiblemente un estándar y, por desgracia, ese estándar es el servidor de Brasil

Una situación interesante que me planteó uno de estos contactos es la de dar al equipo llegando de Winners’ Bracket la ventaja de elegir primero el servidor, con lo que efectivamente tendría una partida extra en su servidor a comparación del que llegue de Losers’ Bracket. Los torneos siempre han tenido el problema de ofrecer una ventaja justa al finalista que llegue desde la Winners’ Bracket. Atrás quedaron los días de darle una partida de ventaja y, últimamente, solo se les daba una ventaja “indirecta” mediante la programación: los equipos de la LB suelen jugar más partidas y una serie extra el mismo día de la Final. Con esta mecánica de darle una ventaja de servidores se solucionarían dos problemas: el de elegir a un equipo para tener la inevitable ventaja de ping y el de dar una ventaja leve pero importante al equipo que llegue por Winners’ Bracket. El problema, sin embargo, es que muy pocos torneos se decantan por clasificatorias con llaves dobles por el tema tiempo.

No podemos consentir que un equipo tenga preponderancia sobre otro solo por ser más prestigioso

Además de las dificultades inherentes a la hora de encontrar un acuerdo justo para seleccionar servidores en una serie, está siempre presente la posibilidad de que una organización ejerza presión sobre otra debido a su prestigio y status. Como decía al hablar del problema de PPD con paiN hace 3 años (pueden leerlo aquí si no lo hicieron ya), no podemos consentir que un equipo tenga preponderancia sobre otro solo por ser más prestigioso. En ese momento fue Evil Geniuses forzando a paiN a acomodarse a sus deseos. En otra situación bien podría ser SG e-Sports o Infamous obligando a un equipo random que clasificó mediante Open Qualifiers a jugar en sus condiciones.

La problemática que muestra Luccini es real y digna de atención, pese a no haber impedido que Infamous logre llevarse clasificatorias. De hecho, es el equipo peruano el que más participaciones tiene en torneos de Valve en este mismo instante (6 contra 5 de SG). Sin embargo, no podemos permitir que estos éxitos de Infamous nos hagan pensar que el problema no existe o “es superable”. Que un equipo sea capaz de jugar con esta desventaja no significa que otros equipos sí se vean afectados. La escena de equipos tier 2 en Latinoamérica ahora mismo tiene a muchísimos jugadores muy talentosos y con muchas ganas de demostrarse. Es innegable que esta situación, hasta cierto punto, es un limitante para ellos. Es verdad que no hay una salida fácil a un tema tan complicado, pero el diálogo debe mantenerse abierto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario:
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.